Los chamos pusieron el broche de oro

Los jóvenes tuvieron un papel protagónico en la victoria de Deportivo La Guaira en la jornada 17 del torneo Apertura

Por Roalber Torres

Un equipo de 22, 8 años de edad promedio viajó a Puerto La Cruz para el cierre de la primera fase del torneo Apertura frente a Deportivo Anzoátegui y volvió con los tres puntos. La jornada 17 no solo fue valiosa para Deportivo La Guaira por la victoria, sino porque los más jóvenes demostraron que están listos para competir al más alto nivel; incluyendo tres debutantes: Óscar Flores, Harold Pérez y Pronswell Fernández.

“Para mí fue una satisfacción muy grande poder jugar con en el equipo de Primera División, luego de años de trabajo duro. Llegué a este equipo hace cuatro años, jugué con la sub 16, con la sub 18, con la sub 20, con el filial e hice dos pretemporadas con el primer equipo antes de poder debutar. Me esforcé al máximo cada día, tenía la ilusión, el sueño de llegar aquí y ahora que lo logré, seguiré entregando todo para poder seguir”, dijo Flores, de 18 años de edad, quien jugó los 90 minutos en la primera línea de volantes e inició la jugada del segundo tanto con una recuperación y un pase profundo para Heber García.

Fernández, también de 18 primaveras, tuvo el mismo recorrido dentro de la institución, destacando en las diferentes categorías, lo que lo llevó a representar a Venezuela con la sub 17 en el Sudamericano de 2017. “Sentí una alegría inmensa cuando entré, trabajé bastante para lograrlo y estoy muy agradecido con el profe y con todos los que han apoyado a lo largo de este tiempo. Desde que llegué a la sub 16 sentí que este día podía llegar, porque (Deportivo) La Guaira es una institución que te apoya desde joven, te ayuda a crecer y te brinda oportunidades. Gracias a Dios las cosas salieron bien en este primer partido, ahora sé que debo seguir trabajando para mantenerme”, expresó.

En el caso de Pérez, quien recién cumplió la mayoría de edad, su debut tuvo un condimento adicional: lo hizo en su tierra y con la compañía de sus familiares. “Estoy muy contento porque estoy viendo los frutos del trabajo. Logré debutar, eso significa que vengo haciendo las cosas bien y que debo seguir por el mismo camino. Estoy muy agradecido por la confianza del cuerpo técnico, de la directiva y de todos los jugadores. Para mí fue un debut soñado, logramos la victoria, las cosas salieron bien y pude compartirlo con mi familia, con mi gente, que fue a verme al estadio. Espero que sea solo el comienzo y trabajaré para eso”, destacó.

Con estos tres jóvenes talentos ya son cinco juveniles los que han podido estrenarse este semestre con el naranja y antes de que termine la competencia otros podrían recibir la oportunidad, pues un nutrido grupo de jugadores de las categorías menores realiza trabajos con el primer equipo diariamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *